Inicio Noticias Noticias curso 2016-17 6º de Primaria: "Diario de una tripulación"

6º de Primaria: "Diario de una tripulación"

Día 31 de marzo

La mañana nos recibe con sus amenazantes previsiones de lluvia, mas una tripulación como la nuestra no es fácil de deprimir. ¡¿Quién dijo miedo?! Caras llenas de júbilo y emoción suben al navío para poner rumbo a nuestro destino... ¡Coruña nos espera! 

El viaje se hace duro y no tardan en aparecer las primeras canciones para amenizar la travesía: "La vida pirata es la vida mejor, sin trabajar..., sin estudiar,...con...¡la botella de ron!". 

Tras dos largas horas, luchando contra los cambios de presión, llegamos a nuestro primer destino: La Casa del Hombre o también conocida por aquellos lares como Domus. Nuestras mentes comienzan un viaje por lo desconocido: el hombre más alto del mundo, un corazón gigante, un feto de hermanas siameses, juegos mentales... ¡pardiez! Casi acabamos abrazando a la locura ante tantos datos y experiencias desconocidas por nosotros. 

Después de tal agotadora empresa necesitamos reponer fuerzas. Impresionantes manjares y néctares aparecen ante nuestros ojos. Se nota que está tripulación tiene gente que les quiere en tierra firme. 

Como era de esperar, las amenazas se cumplen y la temible lluvia hace acto de presencia. No le tenemos miedo y nos enfrentamos a ella de camino hacia su templo; el Acuario Finisterre. Nos recibe una maravillosa nativa, llamada Mª Carmen la cual nos guiará a través de este mundo de las profundidades, no sin explicarnos todo perfectamente y resolviendo cualquier duda que nuestra curiosidad desee saciar. El gran momento llega y nos adentramos en la morada de las más temibles bestias marinas, nos sumergimos en el Nautilus. Sensaciones extrañas para nosotros tienen lugar, el miedo atenaza nuestro cuerpo y nuestra razón; Gastón nos espera con sus fauces y sus dientes listos para darse un festín. Para los cadetes de agua dulce que no conozcan a ese tal Gastón, les informaré que se trata de un fastuoso tiburón toro, con una hercúlea historia a sus aletas. No creáis que eso nos detiene, un simple escualo no mermará las ansías de aventura de esta tripulación, todavía tenemos que hacer frente a las focas, morenas, pulpos, congrios... Con todos ellos pudimos, y tras despedirnos de nuestra estimada guía, ponemos rumbo a tierra firme.

La ventura llega a su fin, se percibe el agotamiento, ha sido un día lleno de intensas emociones; pero nuestras caras de satisfacción reflejan que ha merecido la pena. ¡Lo hemos conseguido! ¡Hemos completado nuestra travesía sin sufrir ninguna baja y venciendo cualquier dificultad! 

Continuará...